Càpsules de psicologia: Tropezar para madurar

Me estoy encontrando cada vez más niños privados de experimentar las consecuencias naturales de sus actos. Los padres interceden para protegerlos de lo que en realidad sería una lección de vida. “No puedo permitir que a mi hijo…”, ¿Por qué? Es muy importante acompañar a nuestros hijos en la vida, pero no podemos interferir en ella intentado crearle un mundo en el que vaya actuando sin obtener un feedback real.

Dejar que ocurran las cosas de forma natural les ofrece un proceso de aprendizaje, de toma de consciencia y de responsabilidad frente a la vida. Si le voy evitando los tropezones le voy a dando una imagen distorsionada de la realidad, generándose una distancia perceptiva entre mi conducta y las consecuencias, dando lugar a una persona que permanecerá muy probablemente en un estado de inmadurez permanente.

Mercè Soler Soriano
Psicóloga infanto-juvenil y de familia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s