Càpsules de Psicologia: “Te doy permiso para montar un pollo”

Hay que decírselo de forma natural y no dar mayor importancia. Los niños saben que pueden conseguir las cosas que desean porque huelen muestro miedo como un perrito sabueso. Ellos nos conocen y saben encontrar nuestros puntos flacos. Cuando como padre tengo miedo de la conducta de mi hijo, es un indicador de que algo no funciona correctamente.

Tenemos que coger las riendas y posicionar al niño en el rol que le toca. Es entonces cuando el padre estratega le da permiso al niño para enfadarse, una situación que devuelve al padre la autoridad y lo situa en una posición de win-win (ganar-ganar) en la que haga lo que haga el niño cumple nuestras indicaciones. Si monta la rabieta me está obedeciendo y si no lo hace cumple el objetivo 😉

Mercè Soler Soriano
Psicóloga infanto-juvenil y de familia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s