No veo que mi hijo sea FELIZ

Es lo que me dijo una madre de un niño de 8 años, y al momento entendí lo que me quería decir. La inquietud, la impaciencia y la ansiedad hacían que a esa criatura de escasos años le resultara muy difícil relajarse y conectar con sus emociones. Los padres en un acto de amor habían…

El sufrimiento como motor de crecimiento personal

Fue el sufrimiento que me causaba la conducta de los adultos y, concretamente, mi percepción de contradicción en la conducta de mi progenitor lo que me empujó a estudiar Psicología. Quería entender qué ocurría en su cerebro, qué mecanismos le movían para actuar desde una interpretación de la realidad que distaba de la que veían…